Psicoanálisis

El psicoanálisis es un tratamiento que se basa en observar como el paciente desconoce los factores que son determinantes en sus emociones, sentimientos y comportamientos, siendo sustancialmente inconscientes. El tratamiento o método psicoanalítico estudia como estos factores, que son inconscientes, influyen en las relaciones sociales actuales y en los esquemas de pensamientos, emoción y de comportamiento.

Imagen

Para el psicoanálisis la causa del trastorno que afronta el ser humano se debe a experiencias reprimidas de la edad temprana que nos producen ansiedad, angustia y a su vez la secuencia progresiva de mecanismos defensivos y síntomas que brotan con el fin de actuar como una barrera protectora sobre el individuo, para evitar la reaparición de estos sentimientos. La misión del psicoanálisis es aportar a la conciencia estas emociones del pasado para que puedan volver a ser valorados y ser asimilados de una manera correcta.  La terapia psicoanalítica tiene como objetivo descubrir aspectos inconscientes que subyacen a los problemas de modo que podamos vivir con mayor bienestar.

El psicoanálisis no es solo un método de tratamiento de los trastornos neuróticos, es también un procedimiento de investigación de los procesos psíquicos inconscientes, y es una teoría de la vida psíquica.  La cura psicoanalítica puede ayudar a personas que presentan algún  sufrimiento psíquico, pero también a aquellas que se sienten inhibidas en su desarrollo personal o que deseen adquirir una mayor libertad interior  a través de una mejor comprensión de su mundo interno. Es importante subrayar que el proyecto psicoanalítico, en este sentido, no se limita a una meta estrictamente terapéutica, sino que busca también procurar un aumento del bienestar y del gusto por vivir, trabajar y amar. 

¿Cómo se trabaja en Terapia Psicoanalítica?

Se observa que en la tarea de la terapia psicoanalítica la cura es un trabajo de dos, entre el paciente y su analista. El paciente toma una posición frente a ciertos aspectos inconscientes de su funcionamiento, actividad y dificultades psíquicas al poder de evaluarlas y manejarlas, tanto en su ámbito intelectual como emocional, en la relación existente entre el terapeuta con su analista. A esto se le llama transferencia. El resultado de su búsqueda y análisis, el psicoanálisis permite darle coherencia a cada situación o caso real así como los sentimientos, creencias, pensamientos que son traídas por estas situaciones, que de alguna u otra manera pueden influir en la vida del individuo de manera negativa y hacer sentir fuera de control y confundido o frustrado al hombre.

La terapia psicoanalítica brinda herramientas útiles que facilitan y ayudan a sobresalir estos factores inconscientes que están presenten y actúan en cada uno de nosotros. El psicoanálisis se plantea en su proceso a analizar y descubrir los sentimientos, emociones y comportamientos irracionales inmersos en el individuo y dar respuesta a como se relaciones con el mundo social e individual. La actividad psicoanalítica pueda colaborar al hombre a liberarse entrando en armonía y estabilidad de los patrones repetitivos a través de instruir como estos estímulos inconscientes influyen tu entorno social e individual y encontrar las posibles soluciones para manejar de una manera correcta las demandas sociales.

Objetivos de la terapia Psicoanalítica 

El psicoanálisis se propone restaurar la capacidad de amar, de trabajar y de actuar al desanudar el síntoma por los efectos de la palabra y de la interpretación que puntúa el trabajo analítico.

Las personas toman las mejores decisiones que pueden, dadas las limitaciones de sus suposiciones acerca de sí mismos y sus circunstancias.Imagen El psicoanálisis ofrece la oportunidad de examinar estas suposiciones, entender sus orígenes en sus vidas, modificarlas si es necesario, lo que permite tomar con mayor libertad mejores elecciones para la vida. 

Más allá del alivio que se logra con el psicoanálisis, es posible también saber aquello que está en el corazón del síntoma, por qué se está acorralado, por qué nos agobia y tiende a repetirse. Es precisamente este saber singular y propio a cada uno, ligado al inconsciente, que funda la especificidad del psicoanálisis. 

¿Qué beneficios se obtienen de la terapia psicoanalítica?

  • Conocimiento de sí mismo,
  • Realización interior
  • Aumento de autoestima
  • Una imagen propia positiva
  • Relaciones saludables.

Características del Psicoanálisis

  • El psicoanálisis no es un tratamiento de corta duración, sus resultados repercuten a largo plazo con efectos positivos, en ocasiones realizados en los años siguientes al fin del tratamiento. El tratamiento puede durar de un par de meses a varios años, dependiendo del caso. 
  • El psicoanálisis es una terapia “no-dirigida”, o bien “orientada al insight”. La meta del tratamiento es el aumento del entendimiento de las fuentes de nuestros conflictos internos y problemas emocionales.
  • El espacio analítico favorece el pensamiento, la experiencia emocional y la auto reflexión. El psicoanálisis se enfoca tanto a problemas específicos como a problemas abiertos, que se desarrollan a través de la asociación libre.
  • El enfoque psicoanalítico permite que el ritmo de las sesiones lo lleve el paciente.  El psicoanalista se propone darle consistencia a la discontinuidad posible de las sesiones y “pone sobre la mesa” oportunidades para que el paciente logre un mejor entendimiento y tome mejores decisiones
  • El psicoanálisis considera que el Inconsciente determina gran parte de nuestro comportamiento y que el pasado tiene una influencia decisiva en nuestro presente. 

Condiciones o enfermedades 

La terapia psicoanalítica tiene un amplio rango de aplicación para problemas emocionales y psicológicos:

  • Ansiedad
  • Soledad
  • Estrés
  • Traumas
  • Depresión
  • Trastorno bipolar
  • Duelo
  • Dificultades de relaciones
  • Confusión
  • Desordenes alimentarios
  • Baja auto-estima
  • Fobias
  • Angustia
  • Psicosis

El Desarrollo de una sesión de Psicoanálisis

El marco óptimo en el que se desenvuelve un proceso psicoanalítico consiste en una o más sesiones semanales (idealmente de 2 a 4 sesiones), donde el sujeto es invitado a decir libremente, sin restricción alguna, sus pensamientos que vienen espontáneamente a la mente: es lo que se llama la regla de la asociación libre. 

Se privilegia la posición extendida para el paciente, recostado en un diván, y el analista sentado atrás, fuera de la vista del paciente. Con esto se busca que toda la concentración del sujeto se dirija a su mundo interior. En terapia psicoanalítica, en cambio, se trabaja usualmente frente a frente, y el psicoanalista tiene una mayor participación en el desarrollo de las sesiones.

En cuanto a la duración del proceso, si bien es difícil predecir el tiempo estimado, también es cierto que conforme existen avanImagences y un progreso tangible es posible ir evaluando en el transcurso la posibilidad de terminar el proceso.  Una terapia psicoanalítica usualmente dura de seis meses a un año, sin embargo puede extenderse a varios años. 

 ¿Para quién es adecuada la terapia psicoanalítica o psicoanálisis?

En principio, las personas que son más susceptibles de beneficiarse de un proceso analítico son aquellas que entienden que sus angustias, inhibiciones o conflictos presentes en su vida personal y profesional tienen una causa interior. Estas dificultades conllevan un sufrimiento que les impide tener una vida relacional y profesional satisfactoria y a la altura de sus deseos. Los motivos de consulta psicoanalítica puede deberse a síntomas precisos e identificables, pero también a un sentimiento de fracaso, una experiencia  de poner en cuestión general la dirección de su vida o a una prueba a superar.

El interés por su propia vida psíquica y el deseo de conocerse mejor son factores importantes a la hora de considerar entrar en un proceso psicoanalítico. En ocasiones, la terapia psicoanalítica también es indicada cuando otras terapias menos intensivas han fallado en lograr los resultados deseados. 

¿Para quién NO es recomendable la terapia psicoanalítica o psicoanálisis?

El psicoanálisis no es recomendable para personas diagnosticadas con depresión mayor o que presentan desórdenes psicóticos como la esquizofrenia, aunque algunos analistas han trabajado con éxito a pacientes con psicosis. Tampoco es apropiado para personas con adicciones o dependencia de sustancias, desórdenes de agresión o control de impulsos con crisis agudas; estas personas pueden beneficiarse del psicoanálisis después de que la crisis ha sido resuelta. 

Por último, el psicoanálisis tampoco es conveniente para personas que esperan una intervención constante y directiva de parte del psicólogo. Tanto en psicoanálisis como en terapia psicoanalítica, el terapeuta no dice al paciente cómo resolver los problemas ni ofrece juicios morales. El tratamiento se focaliza en la exploración de la mente del paciente y los patrones habituales de pensamiento.

¿Cuándo es tiempo de buscar ayuda de un psicoanalista?

Todas las razones usuales que tiene alguien para consultar a un profesional de la salud son buenas razones para ver a un psicoanalista, para obtener un adecuado asesoramiento de los problemas. Puede tratarse de ansiedad, depresión, ataques de pánico, obsesiones y compulsiones, rasgos de personalidad que interfieren en la vida, en la vida personal y profesional, entre otras.

Quizá tienes conflictos en el trabajo, patrones repetitivos en experimentar decepción en relaciones personales, dificultades para llevarte con tu jefe o compañeros de trabajo, malestar físico que puede ser manifestación de conflictos emocionales subyacentes, o dificultades para lidear con pérdidas o cambios en la vida. Estos son algunos ejemplos de situaciones en las que la consulta con un psicoanalista puede ser de mucha ayuda.  El psicoanálisis ayuda a las personas a atender desórdenes mentales y conflictos internos, e incrementa el auto-conocimiento y la libertad.

¿Qué puede ofrecer el psicoanálisis?

En su teoría, el psicoanálisis es de gran valor para entender la “naturaleza humana” y sus productos culturales en los campos de la literatura, teatro y cine, pero también en la clínica es invaluable para las personas que presentan un malestar debido a sus sentimientos angustiantes y su comportamiento.

La eficacia de la terapia psicoanalítica, en ocasiones llamada terapia psicodinámica, está ampliamente documentada. Las investigaciones actuales indican que es un tratamiento curativo poderoso.

Hélider Rodríguez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s